4/12/09

La globalización del fútbol


¡Cómo puedes ver a once pen…… corriendo atrás de un balón!, es una frase que escucho continuamente, sobre todo de mi tía, el fútbol es para populachos, para los pobres, para personas incultas que no tienen ningún conocimiento y es lo único que pueden entender, si te sientas a ver el fútbol es por que no tienes nada que hacer, es para flojos y borrachos que no saben como utilizar su tiempo, esto es algo de lo que muchas personas expresan acerca de este deporte sin embargo no se dan cuenta que el fútbol es mucho más que una actividad física, el fútbol es el ejemplo más claro de lo que es la globalización.

Tal vez al leer el título de mi ensayo se pueda dar mucho de que hablar y supongo que no positivamente, más bien al contrario, van a surgir comentarios de: “no le alcanzo para más”, ” no pudo hacer algo mejor”, “sólo sirve para hablar de fútbol”, pero este es el mejor trabajo que he tenido que hacer por que, ¡si¡ de nuevo voy a hablar de fútbol, pero tengo la oportunidad de escribir que no solamente son once personas correteando un balón, sino hay mucho más detrás de esto, el fútbol también se presta para hacer un trabajo sobre economía.

No digo todo esto por que sea una fiel aficionada al balompié, si no que sinceramente el fútbol, es todo un almanaque de información, aprendes: Medicina (al saber de las lesiones de los jugadores te explican los nombres de los músculos, huesos, vértebras etc.., el procedimiento de una operación), Política (al ver todo lo que ocurre con los , directivos, dueños, presidentes de las diversas federaciones de fútbol quien hacen todo para obtener el poder ¿a quién se parecen?), Geografía (al conocer numerosas partes del mundo, donde va a jugar la Selección, o donde se celebrarán eventos del fútbol internacional), Historia ( cada partido te recuerdan que paso décadas atrás con el mismo duelo), Matemática (gracias a las estadísticas cada partido realizas ejercicios matemáticos, para ver si tu equipo va llegar al primer puesto, si va a pasar a la liguilla, etc..) Cultura (al conocer como viven otras personas del mundo, al conocer cada lenguaje del lugar donde se realizan los partidos, o de los mismos jugadores, su vestimenta), Física (cada transmisión te enseñan a que velocidad viaja el balón, que ángulo forma el balón) y Economía (al ver los millones que se pagan por jugador, aprendes a convertir los euros, en dólares, o en pesos).

No quiero parecer una defensora del fútbol, cada quien tendrá su opinión acerca de este tema, pero puedo decir que preparé una gran investigación sobre todo, y es que para poder hablar perfectamente de fútbol y todo su contexto se necesita mucha capacidad, quiero demostrar que inconcientemente todos estamos envueltos en la globalización del fútbol, hasta los globalifóbicos son aficionados a algún equipo sin darse cuenta que es el deporte más globalizado que existe en la Tierra.

1.- ¿Qué es la globalización y ¿el fútbol??

Creo que para hablar de un tema como la globalización del fútbol o de cualquier tema siempre se necesita saber los conceptos, aunque suene un poco raro y creamos saber que es de más este capítulo, para mí no lo es, solamente explicaré los conceptos básicos, es un capítulo muy breve debido a lo que estamos haciendo referencia, para en los capítulos siguientes poder adentrarnos en este interesante tema.

Estos fueron los significados más adecuados que encontré para aquellas personas que no están muy relacionados con estos temas:

Globalización: Proceso histórico de interrelación e interdependencia creciente de todas las sociedades del planeta en un único sistema mundial, de relaciones, económicas, políticas y culturales.


Fútbol: Juego entre dos equipos de once jugadores cada uno, cuya finalidad consiste en introducir el balón en el marco adversario (hacer gol).


Pero en otras palabras globalización no es solamente un proceso histórico: en su representación diaria, la globalización se convierte en la disminución de las barreras impuestas sobre el comercio, y las líneas divisorias entre lo nacional y lo internacional se vuelven invisibles. Involucra un enfoque completo que se relaciona con el mundo como si fuera un gran mercado único, y cuando se le hace un seguimiento, las diferencias entre las naciones parecen además empequeñecer y uniformizarse entre sí. Además cuando hablan de globalización, muchas personas olvidan los procesos, que se documentan tan fácilmente con la palabra globalización, no solamente es una eliminación de barreras, amorfa, universal y sin sentido fijo, mas bien son tácticas concretas de poderosos personajes, que con estos procesos extienden sus márgenes de acción en el contexto del capitalismo de existencia real y fortalecen su posición debilitando a otras personas, siendo este un aspecto central que no podemos dejar pasar.

Y hablando de fútbol, que puedo decir del concepto que yo asumo, es el deporte más popular que existe, para mí los significados de esta palabra se limitan mucho, debido a que su finalidad no solamente consiste en introducir el balón en el marco adversario, su finalidad es hacer que miles de personas se olviden de todos sus problemas al gritar un gol, es hacer que defiendas los colores de tu camiseta con quien sea, es la charla que siempre vas a poder tener con cualquier persona, con el barrendero, con tu maestro, con tu papá, con tu jefe, no importa su estatus social, el fútbol siempre une a las personas de un mismo equipo, o simplemente a las que le guste el fútbol, no se diga cuando juega tu Selección, si ganas adoras a tu país como nunca y lo gritas por que quisieras que todo el mundo se enterara de tu nacionalidad, pero cuando pierde prefieres no salir, prefieres olvidarte de tu lugar de nacimiento, simplemente: existen emociones dentro del fútbol que muchas veces cambian el día de las personas.
2.- ¿Cuándo comenzó?
No hay una fecha clara que nos marque cuando comenzó la globalización del fútbol, pero la historia nos habla de cómo era el contexto cuando se inició todo esto, además habla de que se remonta al siglo XIX estrechamente vinculado con el colonialismo y el imperialismo. Junto con los ejércitos y las sociedades comerciales, las prácticas culturales de los europeos, en particular, de los ingleses, hicieron su entrada triunfal en el mundo, y entre esas prácticas, estaba el deporte del fútbol. Ya a mediados del siglo XIX, se jugaron los primeros partidos históricamente documentados en los continentes de Asia y África (en 1854, en la India; en 1863, en Sudáfrica).
En el primer partido entre los jugadores se encontraban comerciantes, marinos y colonizadores europeos, luego el fútbol se convertiría en un instrumento educativo para la población indígena. Sobre todo, en las escuelas de las misiones, se les enseñaba de este modo a los sujetos coloniales una conciencia por las reglas, las jerarquías y la camaradería.
El escenario futbolístico anglófilo con tendencia cosmopolita de los primeros años se quebró antes de la Primera Guerra Mundial y dio paso a espacios deportivos separados. En particular, en los países europeos, se instauró una nacionalización del fútbol, cuyo símbolo principal y objeto de identificación fueron las respectivas selecciones nacionales, una evolución que prosiguió ininterrumpidamente después de 1945. En Alemania y en Austria, Berna 1954 y Córdoba 1978 se convirtieron en un elemento inseparable de la memoria colectiva. El marco nacional continuó determinando hasta la década de los ochenta no solo la política y la economía, sino también el fútbol.
Puede verse de manera muy notoria todo esto en las regulaciones del mercado laboral con las cuales se controlaba la migración internacional de futbolistas. Todavía en el período comprendido entre las dos guerras mundiales, los jugadores podían pasar a clubes extranjeros con relativa facilidad. Las barreras que se bajaron inmediatamente antes y durante la Segunda Guerra Mundial, continuaron sin moverse en absoluto por varias décadas. Hasta finales de la década de los ochenta, en la mayoría de los campeonatos profesionales europeos, solo podían realizar su trabajo entre uno y tres jugadores extranjeros por club. Pero también a la inversa, se fueron poniendo barreras: muchos Estados periféricos trataban de mantener el “drenaje muscular” dentro de límites acotados. En Yugoslavia, hasta 1989, podían transferirse jugadores al extranjero solo a partir de los 28 años, mientras que los jugadores polacos debían tener al menos 30 años. Se aplicaba un bloqueo general de “exportaciones” a jugadores de la RDA, de Albania (hasta 1990) y, en ciertos momentos, también de la Argentina. El colapso económico de estos países produjo una amplia apertura de sus mercados, e incluso para el producto mano de obra futbolística. Muchos clubes de América Latina, de África y de Europa oriental pudieron y pueden evitar ir a la quiebra transfiriendo periódicamente sus más talentosos jugadores a Europa occidental y al Oriente Próximo y Lejano.

3.-“Exportación” de jugadores
Antes de comenzar este capítulo decidí agregar las conclusiones que hizo Branko Milanovic, un economista del Banco Mundial quien examinó el impacto de la globalización en el fútbol, y estas fueron algunas de sus conclusiones:

1. La globalización implica que los clubes más ricos acaparan a los mejores jugadores de todo el mundo. Al competir unos contra otros, elevan la calidad general del juego.

2. Sin embargo, hay una creciente globalización, sobre todo dentro de las ligas nacionales: los clubes de ciudades medianas tienen una probabilidad cada vez menor de alcanzar el título. Un claro ejemplo de esto son los clubes italianos: aquellos radicados en el norte rico presentan un desempeño cada vez mejor comparado con los clubes del sur pobre. Asimismo, la calidad en las ligas de países netamente exportadores de jugadores es perjudicada. En otras palabras, hay una creciente desigualdad.

3. No obstante, en el ámbito de las selecciones nacionales la desigualdad es cada vez menor, ya que los jugadores de los países exportadores de talento que participan en las ligas europeas tienen que jugar para su país, por lo cual esas naciones pueden jugar al tú por tú con las potencias tradicionales.

Para el economista, lo más preocupante es que los grandes clubes se muestran cada vez más indispuestos a "prestar" sus jugadores a las selecciones nacionales, cuya mejor calidad es el único punto que limita la creciente desigualdad. Incluso esta limitada medida de redistribución de las ganancias que beneficia más a los pobres está amenazada. En ese sentido, argumenta que es importante que la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociación) actúe como contrapeso a los intereses de los clubes. De lo contrario, el fútbol se podría fragmentar, tal como ha sucedido con el boxeo y el ajedrez, para la disminución de los aficionados a largo plazo.

Estoy totalmente de acuerdo con los resultados de sus investigaciones, en su primera conclusión habla de que los clubes más ricos, (que principalmente se ubican en España, Italia e Inglaterra), son los que envían visores a todas partes del mundo, u observan los juegos entre selecciones de todo el planeta, para así observar quiénes son los mejores jugadores, e inmediatamente tratar de negociar con ellos para firmar un contrato y llevárselos a su club, la verdad es que los clubes europeos les ofrecen una cantidad muy baja a comparación de lo que ganan los jugadores ya asentados en Europa, pero la mayoría de veces los jugadores pertenecen a países con ligas de muy bajo nivel, y el sueño de todo jugador (ellos mismos lo dicen en las entrevistas) es el jugar en una liga europea, por lo tanto ellos mismos pierden su valor, en ocasiones se olvidan del sueldo con la sola idea de poder jugar en el viejo continente, en donde están los mejores jugadores y donde podrán acrecentar su nivel futbolístico debido a que todos son los mejores de su país y se vuelve una competencia extraordinaria, llena de magia y casi perfección, todo esto gracias ala globalización.

En el segundo punto nos habla de un claro ejemplo de comparación entre las ligas europeas y las de otras partes de l mundo, ya que auque Brasil sea la selección con más campeonatos del mundo, el nivel de su liga se encuentra muy por debajo, debido a que la mayoría de los jugadores brasileños son exportados a Europa.

Aunque los clubes del continente europeo tengan a jugadores de todas partes del mundo la verdadera competencia la tienen en su propia liga, por que es común que los clubes más acaudalados acaparen a las figuras, y los de más bajos recursos no tengan la riqueza para conformar un buen equipo que tenga la capacidad de ser competitivo, están ejemplos muy claros de clubes que antes de que comience la temporada ya se sabe que van a estar peleando el título, como: en la Liga Inglesa: el Manchester United, Arsenal y Chelsea siempre van a ser superiores a sus rivales económicamente hablando y por lo tanto futbolísticamente también. En la Liga de España se sabe quienes van a ser los dos que van a luchar por obtener el titulo: Real Madrid y el Barcelona. Este tipo de ligas beneficia a los equipos poderosos por el sistema que llevan de acumulación de puntos y al final el vencedor es el que obtuvo más. Pero existen otras ligas en las prevalece un sistema más competitivo como la liga mexicana, en la cual pasan a lo que llama liguilla 8 equipos y se da el sistema de descalificación rápida (cuartos, semifinales y final).

Pero como lo decía antes, para los jugadores su triunfo lo logran cuando llegan a una liga europea, ya que su nivel crece notablemente, por lo tanto la mayoría de convocados para la selección son jugadores de estas ligas, y logran que el nivel de su país crezca en competiciones internacionales, esto provoca que países que tienen jugadores en el viejo continente, obtengan mejor es resultados cada vez más fácil, debido al nivel que poseen los nacionales, pero esto llega a representar un problema para las selecciones grandes ya que son cada vez más difíciles los enfrentamientos que tiene con lo que antes se le llamaba las selecciones pequeñas.

En estos tiempos es muy difícil tener una idea de quienes son los países más fuertes, por que las cosas han cambiando demasiado en el mundo, antes cualquier equipo tenía la facilidad de golear a los equipos caribeños o algunos africanos, pero en estos tiempos eso se ha vuelto casi imposible, los equipos “débiles” han subido su nivel y el marcador más extremista es un 4-0 que rara veces sucede, como la sorpresa que dio el país de Trinidad y Tobago al llegar por primera vez a una copa del mundo y empatar con Suecia 0- 0 quien antes del partido ya creía tener el triunfo en sus manos.

Otro punto importante, es como además de llevarse a los futbolistas a jugar en una liga europea los naturalizan de su país, para llevarlos a jugar en su selección, llegando a haber hasta 4 o 5 naturalizados en un partido, como ejemplos claros están los casos de Deco, Pepe, Camoranesi, Senna, quienes nacieron en el continente americano ya sea en Brasil o Argentina y ahora juegan para la selecciones europeas, Italia, Portugal, o España como naturalizados siendo las grandes figuras.




4.-¿Cuánto se obtiene del fútbol?
Ya adentrándonos un poco en lo que es el tema de economía, decidí darle un capítulo a las cifras escalofriantes del fútbol y es que aunque no lo parezca el balompié es parte de la economía de un país, pues tan fácil como decir que si se estableciera un ranking poblacional, la FIFA sería la quinta nación del mundo en cuanto a población se refiere, ya que son más de 250 millones de personas quienes practican este deporte o están vinculados a este deporte en el mundo.

Basándonos en un documento de la Unión Europea en el que se redacta el peso del mundo del fútbol, reconoce que este deporte profesional, además de ser un fenómeno social y cultural, es un gran negocio capaz de generar ingresos considerables; reconoce asimismo que el ámbito profesional funciona en condiciones de mercado diferentes de las que rigen para los sectores convencionales, puesto que los competidores, es decir, los clubes, tienen un gran interés en la potencia y la supervivencia de sus rivales

Son sorprendentes sus números y estos lo convierten en la economía número 17 del mundo con un PIB de 500 mil millones de dólares, es 14 veces el PBI del Ecuador, cuatro veces y media que el PBI de Chile, 2 veces y media el de Argentina, y para tener otra idea contundente de lo que representa el fútbol, solo 25 países del mundo producen anualmente un PIB mayor al que genera el fútbol que es de 500 mil millones.

Esta competitividad y la estética que provoca ha hecho por ejemplo que el Banco Central Alemán reconociese que el pasado Mundial de Fútbol aportó al Producto Interior Bruto (PIB) de Alemania en el segundo trimestre del año casi 0,25 puntos porcentuales. El efecto total del Mundial de Fútbol de 2006 traducido en ingresos por turismo en toda Alemania, entre los meses de mayo y julio, ascendió a casi 1.500 millones de euros (1.920 millones de dólares).Los países de la Unión Europea aportaron dos tercios de esta cantidad y los del resto del mundo un tercio. El campeonato mundial también provocó el aumento de los ingresos por turismo de algunas naciones no europeas que por lo general no tienen tanta anuencia de turistas en el país de Alemania, como Gana, Trinidad y Tobago y Togo.

5.- Mercadotecnia




Creo que este es el mejor capítulo de ensayo, claro no porque los otros no sean interesantes, pero la verdad es que hablar de la mercadotecnia en el fútbol es algo sumamente extenso, pero lo tendré que hacer breve debido al corto espacio que tengo, porque mi ensayo no debe excederse demasiado.

Y es que el fútbol ha sufrido una gran evolución en pocos años, quién iba a imaginarse que en una final, donde se está disputando el campeonato, donde la gente no quiere perderse ni un minuto las jugadas dentro del campo, ponen la cámara frente a un comentarista de la televisora que tiene los derechos de transmitir ese partido lo único que hace es demostrarnos como toma su Pepsi- Retro, todo para que su empresa obtenga una suma demasiado abultada por esos 5 segundos, donde el comentarista “necesitaba refrescarse”.

Obviamente a las televisoras no les interesa que los aficionados observen una buena transmisión, sino que se aprovechan de ser la única emisora con derecho a transmitir el partido más importante del campeonato, y logran una cantidad millonaria con su transmisión, no por el número de personas que ven el partido, sino por la cantidad de publicidad que anuncian, entre faltas, anuncios, tiros de esquina, etc... y de los goles mejor ni hablamos ya que en cada repetición de gol tienes que ver a fuerzas la marca movistar en toda la pantalla, eso obviamente hablando de las transmisiones en México, porque sinceramente en otras cadenas televisivas, como por ejemplo ESPN nunca escuchas a su comentarista José Ramón Fernández decir Drogba esta jugando espectacular, como el pan de avena bimbo ¡ESPEECTACULAR!.
Pero no necesariamente la mercadotecnia se basa en lo que hacen o dejan de hacer las televisoras en sus transmisiones, debido a también que la mayoría de los clubes están siendo “comprados” por cantidad exagerada de publicidad, ya que además de tener que ver una cantidad exagerada de marcas en las camisetas de los jugadores, también tienes que ver el estadio lleno de publicidad de todo tipo, donde ninguno tiene algo que ver con el deporte, pero esto no es todo ahora marcas multinacionales, están comprando el nombre de los estadios quitándolas su historia, o hasta los propios nombres de los fundadores.

Pero no solamente están vendiendo el nombre de los estadios, sino que ahora las personas acaudaladas dueños de estos clubes, debido a tener el dinero necesario para comprarlos, desean robarles el nombre a los equipos, con toda su historia todo esto porque los clubes europeos tienen gran nicho de mercado en la venta de camisetas y otros productos de marketing en los mercados del resto del mundo, sobre todo en Asia. Esto ha llevado al equipo a realizar unas pretemporadas poco tradicionales dentro del fútbol, en países como Japón, China o Estados Unidos. Un ejemplo muy significativo de esto es el intento por parte de la anterior junta directiva del Real Madrid, presidida por Florentino Pérez de extenderse la ubicación física de su club para hacer de él “un club a escala mundial”. Uno de los aspectos de esta estrategia de marketing era la de intentar consolidar el nombre de “el Real” para el equipo, por encima del tradicional “el Madrid” con el que se le conoce habitualmente en España. La razón era que es difícil que una persona de Asia se identificara con un equipo con una adscripción geográfica tan definida, mientras que “el Real” señalaba valores que superaban el marco geográfico.

El caso del Manchester United, nos habla de un ejemplo inmensamente significativo de cómo se juega con el nombre del club para trascender los límites regionales. Los dirigentes del club de Manchester se dieron cuenta de que el mercado asiático suponía una fuente de ingresos importante, en la que se debían explotar todas las posibilidades de comercialización de todo tipo de productos. La cuestión es si un ciudadano malayo, por ejemplo, se podía identificar con un club que en su nombre tiene una referencia a una ciudad que ni conoce ni, probablemente, conozca jamás. Una primera respuesta es que no. Sin embargo, si el nombre del club pierde parcialmente la referencia geográfica, este fenómeno de no identificación puede ser miserable en parte. Esto es: la identificación con el club, con la marca, se producirá en otra clave distinta a la geográfica, como, por ejemplo, el tipo de vida. La solución, comercializar los productos con un nombre extendido por economía lingüística entre los aficionados del club: “Man U”. “Man U” es un nombre más aséptico que Manchester United, y con el que la comercialización de productos del club es más posible fuera de la ciudad inglesa y de Inglaterra.

Pero no solamente los directivos son capaces de vender todo, sino que los mismos futbolistas se venden a sí mismos, y es tanta su ambición que sin darse en cuenta, de estar tan involucrados en sesiones fotográficas, pasarelas, etc… pierden poco a poco su nivel futbolístico debido a que obtienen más ganancias por el hecho de hacer publicidad que por el hecho de hacer goles. Esto sería un punto negativo de la llegada de la globalización al fútbol.
Conclusión

En este ensayo se pudo apreciar la cantidad de sucesos extradeportivos que ocurren fuera del fútbol, es que podemos darnos cuenta de que deja de convertirse en una actividad física para pasar a ser un negocio millonario, por eso la razón de que varios empresarios busquen ampliar su riqueza comprando un equipo de fútbol, sin embargo al suceder esto, los clubes poco a poco van perdiendo su esencia, para convertirse en el mejor marketing.

Pero para ellos no es muy difícil decidir entre la historia de un club al cual, a veces ni siquiera pertenecen o ganar millones de dólares, cuando se habla de que las ganancias de fútbol tienen un PIB de 500 mil millones de dólares, convirtiéndolo en la economía número 17 del mundo, algo imposible de despreciar.

En este ensayo se puede entender fácilmente el proceso de globalización, sencillamente cuando se habla de la cantidad de jugadores extranjeros que alinean los clubes ingleses en un partido, además de que los espectadores se vuelven globalizados ya que los aficionados a clubes locales en Europa, deciden convertirse en parte de la afición culé o convertirse en merengues, cuando ellos viven en Holanda, Rusia o hasta Turqía, prefieren viajar a España a ver los partidos de la liga española donde los estadios siempre lucen repletos en cambio en la liga turca el promedio de aficionados que asisten a sus estadios es de 7963 personas, esto nos habla de cómo las barreras internacionales pocos a poco van desapareciendo, para convertirse en un mundo extremadamente globalizado.

Ahora en un mundial de fútbol se puede apreciar a todos los jugadores utilizar la misma playera de la marca Nike o ya sea Adidas, pero cada uno con los colores de su bandera además de su propio escudo, la marca no emplea diseños nuevos, es el mismo modelo para todos los países, lo que cambia es el monto que les dan a cada selección, ya que Niké no le paga 42 millones de dólares a México como se los paga a Brasil, por la diferencia de nivel futbolístico y de ventas que representa el uno y el otro, ellos saben la confianza de los brasileños hacia su selección y antes de que de den el primer silbatazo, la mayoría de la playeras ya fueron vendidas, y en México las cosas suceden al revés, los mexicanos compran las playeras dependiendo como está jugando su selección.

Otro punto importante es el hecho de que no solamente los clubes importantes se llevan a los jugadores a su club, sino que los están naturalizando para convertirlos en seleccionados nacionales, los países europeos tiene mucho capital, para invertirlo en jugadores extranjeros, las mejores figuras de sus países, pero no están poniendo atención en invertir en sus canteras, y eso lo va a aprender bien Inglaterra ya su liga es la mejor del mundo, pero está tan abarrotada de extranjeros que sus nacionales ya no tienen oportunidad de jugar, y debido a eso no pudieron calificar a la Eurocopa 2008.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas al igual que si incluyes enlaces. A partir de ahi no ser necesario si usas los mismos datos y mantienes la cordura. No se publicarán insultos, difamaciones o faltas de respeto hacia los lectores y comentaristas de este blog.