9/12/09

El arte de dar vida y voz a la cultura hermana

Vl Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas

Raíces de las culturas vivas

Recuerdos e historias que Pushaina guarda como un tesoro, relatos que la trasladan a sus origenes, en aquellas tardes la puesta del sol y un agua dulce de maíz eran el complemento perfecto, ansiosa se sentaba en una enramada de la ranchería El Paraíso, propiedad de sus tíos, para escuchar con entusiasmo a su abuelo hablar, sin interrupciones, sólo suspiros, sustos y risas. Talvez fue allí cuando nace uno de sus sueños, transmitir de alguna manera todas esas anécdotas, enseñazas y narraciones a los demás y que algún día fueran conocidas no sólo por su comunidad sino por el mundo entero.

......Nació en el resguardo indígena de Caicemapa, perteneciente a la tribu indígena de los wayuu, su historia por tanto no tendría que diferir mucho de las demás mujeres de ésta tribu. Después de un rito llamado “el encierro”, uno de los más importantes de su comunidad,


“Artes en las Voces de las Culturas Vivas”

donde la niña se prepara para ser mujer su opción más cercana era dedicarse a la elaboración de hermosas y vistosas artesanías. Pero Pushaina tenía otros sueños, y su rebeldía como ella la llama la llevo a otros lugares y hasta estudiar la carrera de derecho, se considera una wayuu urbana le gusta la ciudad pero no por ello deja de lado sus raíces “no olvido mi monte, me gusta caminar con los pies descalzos, comer con la mano, ser libre”.
......
La mayor parte de su vida ha estado en la agitada ciudad de Barranquilla, Colombia. Su esfuerzo y dedicación la han llevado a saltar muchos obstáculos, que algunos escépticos de su comunidad no hubiesen imaginado. Su interés en la literatura indígena y en la difusión de experiencias a la sociedad en general le han merecido reconocimientos y premios a la literatura.

Estercilia Simanca Pushaina es una mujer sin fronteras, pero con raíces que no le hacen perder su esencia.


Cada uno de nosotros ha vivido una experiencia muy particular, y al mismo tiempo común o similar a las de los demás. Las situaciones que vivimos en el día a día, así como las que vivío Simanca Pushaina, definen nuestros caminos y a través de ellas vamos conformando los diversos contextos de nuestro mundo. Pushaina tuvo la motivación de alzar la voz por su cultura, y así, demostrar al mundo que
aún hay vida en la literatura indígena.


Y así con ella, seis destacados escritores de la literatura indígena en América, se congregaron justamente para hacernos llegar su mensaje artistico que emana de las voces de las culturas vivas.


El día 3 de Diciembre se realizo en el marco de la FIL 2009 el VI Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas, “Artes en las Voces de las Culturas Vivas” con el propósito de buscar políticas que favorezcan la publicación de la literatura indígena.
Este año no fue la excepción y se reunieron destacados escritores indígenas de México y de América, como son:

De los literatos y su vida

Estercilia Simanca de Colombia







Domingo Feliciano de Oaxaca, México.




Cherrie Moraga de California, E.U.A.







Armando Sánchez Gómez de Oxchuc, Chiapas.







Álvaro Ortiz de Sn. Miguel Huaixtita, Jalisco.







Inés Hernández de Texas, E.U.A.







Cada uno de ellos presento algunos de sus tantos escritos, como poesías, cuentos, anécdotas que sin duda alguna han marcado historia en sus vidas. Expresaron su sentir por su lengua madre, sus deseos y proyectos para conservarla viva en sus comunidades, así como la difusión en nuevos lugares para el conocimiento de la sociedad en general.

Propiciar espacios y poner al alcance de la sociedad en general una parte del tesoro artístico verbal de los pueblos indígenas, a través de conferencias y expresiones narradas o cantadas en sus respectivas lenguas, es el principal objetivo y esto se le debe también al esfuerzo realizado por Gabriel Pacheco Salvador coordinador de este encuentro quién a través de este tipo de eventos busca sensibilizar a la población en general el conocimiento, el aprecio y el gusto por las artes verbales expresadas en forma bilingüe. (Observe la entrevista con Gabriel Pacheco, a continuación)

Previo a la conferencia en la FIL se realizaron algunas actividades en el Centro Universitario del Norte y en Casa Hidalgo de la ciudad de Colotlán, Jalisco.

Gabriel Pacheco Salvador
Nació en Xatsitsarie, Nayarit en 1963. Estudió la carrera de Letras y Maestría en Lingüística Aplicada en la Universidad de Guadalajara. Es Investigador en el Departamento de Estudios en Lenguas Indígenas de la misma Universidad. Coautor de Libros de lecturas 2o. y 3o. grado (en huichol) de la SEP, Reflexiones sobre la identidad étnica, La América profunda habrá de emerger, Relatos huicholes y autor de Tatei Yurienaka y otros cuentos huicholes, Coautor de José Benítez y el Arte Huichol La Semilla del Mundo. Tiene cuentos publicados en revistas. Está concluyendo la novela Tepari. Coautor de la Gramática Didáctica del Huichol Vol. I, cuya traducción al huichol lleva por título Wixárika kiramatikaya (aún sin publicación). Artista huichol de Santa Catarina, Jalisco.

Becario del FONCA en 1992-93 y 1996-97. Miembro fundador de Escritores en Lenguas Indígenas, A.C. Secretario de Organización y Relaciones de la misma, período 1999 a 2002. Es Premio Nezahualcoyótl de Literatura en Lenguas Indígenas 1998. Desde el 2002 coordina el Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas “Voces de culturas vivas” que se realiza en la ciudad de Guadalajara en la Feria Internacional del Libro. Fue Secretario de Asuntos Jurídicos de Derechos de Autor en ELIAC periodo 2002-2005. Es profesor de Literatura Prehispánica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara. Y Premio Mercurio Voz del Norte otorgado por el periódico Voz del Norte en 2003. Miembro del Consejo Editorial de la Revista trimestral “La Rueda”. Actualmente Consejero Nacional del Instituto.


En México también se habla lengua Indígena

La FIL es inmensa. Miles de libros se amontonan en estantes, miles de manos los toman, los hojean, los compran. Cientos de escritores relatan historias, responden preguntas y dictan conferencias. Por los pasillos se escucha hablar en inglés, francés, alemán, árabe, coreano, en español con muy variados acentos y demás.

Pero hay lenguas cercanas a nosotros que no escuchamos con frecuencia. Vocablos que sabemos que existen pero ignoramos, aunque cuando fortuitamente los oímos, nos causan, por lo menos, curiosidad. En México hay alrededor de seis millones de hablantes de lenguas indígenas, y entre ellos, existe un grupo pequeño, los escritores que crean en su lenguaje materno. Este año, la FIL también abrió sus puertas para ellos.

Y aunque según Álvaro Ortiz, poeta de la comunidad wixarika, “la literatura no es la primera necesidad de los pueblos indígenas, porque muchos de ellos tienen hambre”, ésta se lee y se festeja. Pero no se edita.

Mientras libros de autosuperación alcanzan ediciones de cientos de miles de elementos, la obra de los pocos escritores indígenas que han tenido la fortuna de ser publicados oscila entre tirajes de 500 a mil ejemplares.

Al respecto habla Feliciano Sánchez, escritor y promotor cultural de origen maya:



Esta situación no ocurre únicamente en México, es una constante que comparten pueblos originarios de todo el continente. La escritora Estercilia Simanca, perteneciente a la comunidad indígena wayúu, que se distribuye entre Colombia y Venezuela, habla de su caso:


Y este hecho se repite con los escritores tseltales en Chiapas, los Wixarikas en el occidente del país, los nimipú en Estados Unidos y, seguramente, muchas comunidades más que no tuvieron la oportunidad de hacer oír su voz en este encuentro.

La literatura de estos pueblos es un elemento importante para evitar la desaparición de sus lenguas, pero es preciso que ésta llegue a los miembros de las propias comunidades, y según el poeta indígena Gabriel Pacheco, ahí existe otro problema; primero es necesario que esta población pueda acceder a la educación básica y ser alfabetizada.

Entonces, ¿A quién llega esta literatura? Estercilia Simanca responde que la mayoría de sus lectores son “arijuna”, término wayúu que remite a las personas que no pertenecen a su grupo indígena. Lo mismo sucede en México y Estados Unidos.

Hacer política

A través de las letras, los pueblos originarios continúan con su lucha y su particular forma de hacer política, como explica Feliciano Sánchez:

El futuro no se vislumbra fácil. Según la UNESCO, cada dos semanas desaparece una lengua en el mundo. A pesar de esto, Feliciano Sánchez es optimista, él cree que la literatura de este tipo “Es un movimiento que está en crecimiento y cada vez habrá más escritores”

Aunque en un momento estos pueblos estuvieron peleados con la lengua española, ahora se ha convertido en una herramienta contra el racismo. Una herramienta que en forma de poesía nos hace reflexionar y que podemos disfrutar.


Poemas Indígenas

VOLVIO EL MOMENTO DE VOLVERME (canto) Dale play si quieres escuchar el canto


…..

Volvió el momento de volverme sol
Volvió el momento de volverme luna
Volvió el momento de volverme luz
Volvió el momento de volverme noche

Volvió el momento
Volvió el momento...

Volvió el momento de volverme aire
Volvió el momento de volverme agua
Volvió el momento de volverme Caliente
Volvió el momento de volverme frío

Volvió el momento
Volvió el momento…


Volvió l momento de volverme Bestia
Volvió el momento de volverme Pájaro
Volvió el momento de volverme flor
Volvió el momento de volverme humano

Volvió el momento
Volvió el momento……..

Volvió el momento de volverme muerte
Volvió el momento de volverme ánima
Volvió el momento de volverme tierra
Volvió el momento de volverme maíz

Volvió el momento
Volvió el momento...


La literatura Indígena

Después de 500 años, desde la irrupción de la cultura occidental en América, las lenguas indígenas muestran, no sólo su capacidad de resistencia a negarse a desaparecer, sino otros conceptos, otras formas de mirar lo cotidiano y lo sagrado; otras formas de maravillarnos de la riqueza de nuestros idiomas. Para quienes aún persisten en negar nuestra validez cultural, los pueblos indígenas no tenemos cultura, sino folclor; no tenemos arte sino artesanía; no tenemos literatura, sino sólo mitos y leyendas orales. Dicho criterio discriminatorio niega el estatuto de literatura a los relatos, canciones, poemas o fábulas indígenas y los nombran -por la obligación de nombrarlos de alguna manera- como mitos y leyendas a pesar que a nadie se le ocurriría llamar mito, pese a su evidente contenido mítico, a obras literarias como las tragedias clásicas griegas, los poemas homéricos, árabes y chinos ni a parte de la literatura moderna que se ha denominado "realismo mágico" (Ejemplo Harry Potter) o "real maravilloso". La literatura puede ser oral o escrita. La literatura oral, étnica o indígena es literatura. La crítica erudita y la lingüística contemporánea han admitido y demostrado ese carácter. Las características de la literatura oral primigenia, aparte de ser oral o hablada, es ser pública, anónima, colectiva, por lo que es dinámica, cambiante, actualizada -pero fundida con la tradición- y de múltiples versiones. El narrador cuenta y actúa al mismo tiempo, mientras el público se deja seducir, celebra, protesta y se emociona con la ficción. La literatura indígena escrita es la creación individual o colectiva que se recrea, se piensa y se estructura a partir de los elementos estilísticos y patrones culturales de nuestro pueblo.

Elejk' k'altik

Ch'in jtatik
Ja' ne'el la jk'abon cha'oox ch'ixuk,
te sbabiyal syijil k'alej
la jwijk'tabon te xyaxal xyaxinal
yu'ninal slekil ak'ab
slojchib ak'ab
wokol awal
ch'in jtatik
ta yan ja'wil lekilme k'altik ya tsak jtukel
yan te ja'ate me'baj me ya xilat ta akuxinel
ta awe'el wuch'bal

Cosechador de mazorcas

Joven-abuelo
cosechador de las primeras mazorcas,
de mi milpa en camagua,
has dejado la sombra,
la pureza de tu dedo tierno,
la palma de tu mano,
gracias,
joven-abuelo,
tendré mejores mazorcas para otro año,
tú serás más pobre de vida,
de tu alimento

Nayo Sánchez Gómez

La literatura indígena se diferencia de la literatura indianista, literatura indigenista y literatura en lenguas indígenas, pues cada una tiene sus propias características. En la literatura indianista los escritores no son indígenas, sino que pretenden ser portavoces de nuestra cultura. En la literatura indigenista los escritores tampoco son indígenas pero tratan de adentrarse en nuestro pensamiento desde su perspectiva, tratan de penetrar nuestra cosmología indígena y ya sus personajes indígenas son más convincentes. La literatura en lenguas indígenas es realizada por indígenas que han accedido a la escritura de la lengua autóctona.

De: http://www.mapuche.info/docs/austral070906.html

El VI Encuentro Internacional de Escritores en Lenguas Indígenas, “Artes en las Voces de las Culturas Vivas” finalizo el día jueves 3 de diciembre, pero el "arte de dar vida y voz a la cultura hermana" continua (el mensaje transmitido a través de los versos y voces generó un impacto importante sobre quienes estuvieron presentes/ observe algunas de nuestras entrevistas a continuación)

___________________________________

Por Marisol Orozco, Xochilt Penélope, Hilda Alejandra, Alejandra Origel, Darío Pereíra y Omar Hernández

1 comentarios:

HELO | 12 de diciembre de 2009, 10:02  

¡Nos han censurado la entrevista que nos dío la Dra. Gloria Caudillo!

Alguién podría explicarme ¿dónde estamos faltando a los derechos de reserva y autor del youtube?

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas al igual que si incluyes enlaces. A partir de ahi no ser necesario si usas los mismos datos y mantienes la cordura. No se publicarán insultos, difamaciones o faltas de respeto hacia los lectores y comentaristas de este blog.