30/11/09

La pérdida de lenguaje a través del uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información

La era digital en la época moderna trajo consigo no sólo más velocidad y proximidad en cuestión de comunicación, también trajo un nuevo lenguaje.
Ahora la mayoría de las personas estamos familiarizadas con términos como: mail, chat, messenger, facebook, google, bit, USB, y hemos llegado al grado de haber olvidado o incluso desconocer los términos que sustituyen dichas palabras en nuestro idioma, que en el sentido más estricto son los correctos, dado el idioma que hablamos.
Pensando en estos cambios lingüísticos sería muy bueno que nos preguntáramos ¿qué tanto está afectando este nuevo lenguaje a la pérdida de nuestra lengua madre (castellano)?
Si bien las tecnologías de la comunicación exigen términos específicos para sus objetos y funciones, nuestra lengua ya tiene un nombre para la mayoría de estas nuevas palabras: mail-correo, messenger-mensajero, etc.
No obstante, es demasiado, culpar a las nuevas tecnologías de éste fenómeno, al menos completamente puesto que no sólo estos barbarismos, ahora neologismos, han venido a irrumpir la normalidad del lenguaje. Muchos años antes de la invención de la computadora, ya se habían adoptado términos extranjeros para nombrar objetos, fueran anglicismos, o galicismos, estos dos son los más comunes.
Algunas palabras de estas son: closet (ropero), Ok (de acuerdo), frapé (café helado), etc.
Gabriela Warketing y Marco Levario, hablaron del tema en el marco del 3° Encuentro Internacional de Periodistas, en la FIL 2007, y ambos coincidieron en que afecta parcialmente en dicha pérdida más no son el factor decisivo en un fenómeno algo imposible como la pérdida del lenguaje mediante la introducción de las tecnologías de la comunicación.
Martha Garín Montes

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu comentario será moderado la primera vez que lo hagas al igual que si incluyes enlaces. A partir de ahi no ser necesario si usas los mismos datos y mantienes la cordura. No se publicarán insultos, difamaciones o faltas de respeto hacia los lectores y comentaristas de este blog.